Zombicide, el terrorífico juego de mesa de 1 a 6 jugadores, comenzó como un proyecto de Kickstarter allá por el año 2012. Unos años más tarde se ha convertido en un juego de culto.

Si quieres saber los motivos de su éxito, ¡sigue leyendo!

Características del juego:

Si alguna vez has jugado al Left 4 Dead, o has visto Walking Dead… Entonces ya sabes un poco por dónde van los tiros en Zombicide. Si no estás familiarizado con el universo de los zombies, las reglas de Zombicide son bastante sencillas: tendrás que completar ciertas misiones, como pueda ser proteger objetivos, salvar a otros jugadores o escapar de lugares peligrosos mientras tienes una horda de zombies pisándote los talones.

Entretenido, ¿no?

Zombicide se juega en turnos rápidos donde cada jugador puede controlar a un único superviviente. Durante cada turno, los jugadores tendrán un número limitado de movimientos, ya sea para desplazarse, para luchar o para hacerse con armas. Los combates se regulan con tiradas de dados de seis caras y los jugadores se volverán más fuertes a medida que vayan consiguiendo más experiencia y la partida vaya progresando.

Si los jugadores sobreviven al final de la misión, se considerará que han ganado la partida. Si, por el contrario, los zombies terminan dándose un festín con los jugadores, bueno… has perdido.

Cómo jugar a Zombicide:

La forma de juego de Zombicide es sorprendentemente fácil. Al contrario de lo que pudiera parecer, las partidas se suceden rápidamente sin muchas dificultades.

Los jugadores deberán empezar por escoger una misión y un superviviente. Una vez el juego esté preparado, alguién deberá escoger el primer token de jugador para empezar a asesinar zombies.

El primer jugador deberá realizar hasta tres acciones, que se convertirán en cuatro una vez la partida avance. El jugador deberá elegir entre cinco diferentes acciones:

  1. Moverse: Puedes elegir mover a tu superviviente a la zona directamente adyacente a su posición, pero solo una posición por acción. Las zonas pueden estar cortadas por muros o símbolos de calles.
  2. Buscar: Roba una carta de la baraja de búsqueda y cruza los dedos para que no te toque una bolsa de arroz.
  3. Abrir una puerta: Las puertas deben abrirse con un arma (hacha de fuego, palancas o sierra mecánica).
  4. Combate: Aquí es donde reside la mayor diversión del juego. Los supervivientes pueden elegir armas a distancia o armas de cuerpo a cuerpo. Las armas en Zombicide tienen estadísticas propias que varían entre ellas (rango, daño, etcétera). La mayoría de zombies en Zombicide solo tienen un punto de vida, por lo que cualquier arma será efectiva para hacerlos trizas. Sin embargo, algunos zombies más difíciles tendrán más puntos de vida, ¡y estos puntos de vida deberás quitárselos de un solo disparo! Aquí es donde comienza la tensión, cuando no consigues asestar los puntos de daño necesarios, mientras que hordas de zombies se aproximan a tu grupo de supervivientes…
  5. Conquistar un objetivo: Los objetivos están marcados con una X, y las reglas para conquistarlos dependerán de las reglas de los escenarios.

Una vez los jugadores han terminado sus acciones, le toca el turno a los zombies. El turno de los zombies es bastante fácil, los zombies solamente se activarán, si estaban en reposo, o se moverán más cerca de los supervivientes para ver si pueden darles un bocadito. Cada vez que un zombie comparta zona con un o de los supervivientes, lo colocará una ficha de daño. Si un superviviente recibe dos fichas de daño, morirá.

Experiencia de juego:

La experiencia de juego en Zombicide es muy parecida a la experiencia de videojuegos como Left 4 Dead. No solo por la atmósfera y las cantidades ingentes de zombies, sino por los combates acelerados y el sistema de niveles y experiencia que lo convierten en una especie de juego de mesa RPG.

Nuestra opinión:

82%
Puntuación

Existen numerosos juegos de zombies en el mercado, pero en nuestra opinión Zombicide es el que mejor consigue captar la esencia de las invasiones zombies, el estrés y la tensión por ser devorado por estas criaturas, y la satisfacción de ver como explotan al atacarlos con alguna de nuestras armas.

Si te gustan las historias de zombies, este juego no te defraudará. Si no eres un gran aficionado a la sangre y al combate, es probable que quieras probar otras alternativas.