Uno de los juegos de cartas más polémicos y contronvertidos, Illuminati: el juego de las conspiraciones, es un juego de cartas illuminati creado por Steve Jackson originalmente en el año 1982, aunque no fue hasta el año 1995 cuando saltó a la fama tras el diseño de algunas de sus polémicas cartas que veremos a continuación.

Este juego de cartas conspiranoicas nos presenta un set de cartas y reglas que nos permitirán establecer un Nuevo Orden Mundial (New World Order, o NWO por sus siglas en inglés), en el que la población abandonará sus creencias y religiones para abrazar un nuevo conjunto de reglas masónicas.

Características del juego:

Según sus creadores, el juego narra la situación de un mundo donde conspiraciones secretas están intentando hacerse con el control mundial. Cada jugador deberá tomar el papel de una conspiración secreta diferente y luchará por controlar a los diferentes agentes de poder, desde partidos políticos, cadenas de televisión o incluso países enteros.

Cómo jugar a Illuminati:

Los jugadores intentarán controlar el máximo número de grupos de poder a través de sus propias cartas, o apropiándose te los recursos de otros jugadores.

Cada grupo conspiranoico tendrá ciertas alineaciones políticas, poderes, resistencia y otros atributos propios. Las alineaciones políticas marcarán los objetivos finales de cada facción. Por ejemplo, las facciones de Canadá se muestran pacíficas y liberales, mientras que el Partido Republicano estadounidense tiene características más conservadoras.

Los diferentes tipos de alineaciones políticas tendrán diferentes bonificadores o penalizadores en los ataques y marcarán el comportamiento de los jugadores.

Además de las cartas de ideología tenemos cartas de Tramas o Conspiraciones, que no son sino cartas de acción que los jugadores pueden jugar en sus turnos. Estas cartas dentro del juego Illuminati nos permitirán conseguir bonificadores especiales, cambiar de alineaciones políticas, objetivos o cualquier otro elemento importante dentro del juego.

Experiencia de juego:

Uno de los mayores atractivos del juego es la posibilidad de construir tu propia baraja. El mazo principal incluye un set de cartas básicas, pero aún así, puedes configurar multitud de barajas diferentes.

Las combinaciones de cartas pueden ser de lo más interesantes. Puedes fundar tu propio grupo secreto y establecer los objetivos que quieras. El juego está muy balanceado, por lo que nos dará total libertad a la hora de elegir nuestra baraja de cartas.

Como punto negativo, en las partidas donde hay muchos jugadores (recordemos que el juego requiere entre 2 y 6 jugadores), los combates o las batallas pueden ser bastante difíciles de llevar. Es un juego que se muestra bastante caótico y requiere de mucho cálculo y matemáticas.

Nuestra opinión:

72%
Puntuación

Es un juego muy interesante, sobre todo por su trasfondo y significado social, ya que hoy en día es para muchos un juego de cartas que predice el futuro. Recordemos que la versión oficial de 1995 fue descatalogada y, según sus creadores, la propia CIA realizó investigaciones para saber por qué estaban diseñando un juego de cartas tan… especial.

Una de las polémicas más notables de este juego fue la creación de ciertas cartas que predijeron eventos importantes en los años venideros: desde el ataque a las torres gemelas hasta la ascensión de Donald Trump como presidente.

Hoy en día son muchas las personas que se refieren a esta baraja de cartas Illuminati para encontrar nuevas conexiones entre grupos masónicos y eventos que están sucediendo en la actualidad (como el coronavirus de Wuhan).

En cuanto al juego en sí, nos encontramos con un juego bastante complejo y caótico. Steve Jackson es un diseñador fantástico, sin embargo, creemos que en aquel entonces no tenía la suficiente claridad o experiencia como para hacer un juego para todos los públicos. Sin embargo, no podemos negar su originalidad.

Además, el hecho de que el juego esté descatalogado convierten a este juego de cartas en una reliquia para coleccionistas.