Hanabi es un juego de cartas cooperativo donde el uso de la memoria de los jugadores tiene un papel fundamental. Este juego de cartas, ganador del prestigioso premio Spiel des Jahres en 2013, está diseñado para ser jugado por entre 2 y 5 personas, y las partidas suelen durar alrededor de 20 minutos.

Características del Juego:

La palabra japonesa Hanabi significa fuegos artificiales, y, aunque no lo parezca, guarda mucha relación con este juego. Hanabi se juega con una baraja de cartas con los números de 1 a 5, cada uno de ellos con 5 diferentes colores. Al comienzo de la partida, los jugadores reciben hasta 5 cartas, pero no pueden ver qué cartas son. Al contrario, deben mostrar sus cartas al resto de los jugadores.

Las cartas se jugarán por colores y en orden creciente, por lo que los jugadores deberán darse pistas entre ellos y usar su imaginación para jugar las cartas correctas.

La partida se acaba cuando se han completado los cinco sets de cartas, nos hemos quedado sin cartas en la baraja, o algún jugador ha cometido tres errores durante la partida. La partida se acaba cuando se consiguen 25 puntos (uno por cada carta descartada en el orden correcto).

Cómo jugar a Hanabi:

Al igual que sucede con la mayoría de juegos ganadores del Spiel des Jahres, Hanabi es un juego extremadamente sencillo y casual, apto para todos los públicos.

Seguramente os estéis preguntando cómo funciona el juego. Si lo único que tenemos que hacer es decirle a nuestro compañero que carta tiene que jugar, ¿dónde está la gracia? Bueno, pues resulta que Hanabi restringe nuestras acciones a la hora de comunicarnos con los compañeros.

Para decirle al resto de jugadores qué carta debe jugar para continuar con la partida, no podremos hacer uso de las palabras, sino que tendremos que señalar las cosas sin pronunciar sonidos. Es decir, podemos señalar tres cartas para indicar el número 3, y luego señalar una camiseta roja para decir que es el color rojo.

El juego continua con esta dinámica hasta que las 25 cartas han sido jugadas, o hasta que alguno de los jugadores ha cometido tres errores, por lo que la partida se da por terminada.

Experiencia de juego:

Aunque las reglas sean bastante sencillas, Hanabi no es un juego fácil de por si mismo. Conseguir terminar una partida con 25 puntos será mucho más difícil de lo que imaginamos. Una vez los jugadores han consumido sus tokens de pistas, deberán empezar a utilizar la deducción y la memoria para saber qué cartas tienen en la mano. Contando las cartas de descarte más las cartas de los oponentes, podremos llegar a imaginarnos las cartas que tenemos en nuestras manos… ¡pero también necesitaremos un poco de suerte!

De cualquier manera, estamos ante un juego único que nos pone en situaciones nuevas desde el primer momento. ¿Cuántas veces has comenzado una partida sin poder echarle un vistazo a tus cartas? En Hanabi las cosas funcionan del revés, ¡y es muy divertido!

Nuestra opinión:

76%
Puntuación

Estamos ante uno de los grandes clásicos en lo que se refiere a juegos de cartas cooperativos. Hanabi se presenta con un modo de juego único y fácil de entender para todos los públicos. Las partidas son entretenidas y rápidas, y seguro que garantizan muchas risas a sus jugadores.

Sin embargo, es un juego que puede resultar repetitivo para los jugadores más exigentes. Al igual que sucede con otros juegos de cartas, como pueda ser el UNO, Hanabi tiende a mostrarse repetitivo con el paso del tiempo.